sábado, 22 de enero de 2011

El debate que conmueve a las multitudes: la interna porteña

Se habla del tema en la cola de las verdulerías (lugar en el que no se hace cola, y a pesar de ello es casi nulo el nivel de conflicto por la apropiación de lugares; evidentemente algunas convenciones sociales informales funcionan bien). Decí que no hay futbol, si no, en las tribunas los hinchas usarían el entretiempo para debatir estas cuestiones.
En fin, que no por pasar inadvertido ante las mayorías el tema deja de ser importante.

Se le achaca a Filmus (y al sector progresista que representa) la sucesión de derrotas sufridas en la CABA por el oficialismo nacional. Derrotas que incluyen la presentación de Bielsa, digamos, en épocas sonrientes para la imagen de los Kirchner en cuanto a popularidad, obteniéndose un emotivo 3° puesto, con el candidato multi-jurisdiccional.

Es injusto, creo, pasarle facturas al ex-ibarrista Filmus, por las derrotas, que son históricas para el peronismo y sus vertientes afines, en la ciudad de Buenos Aires.

Lo que no es injusto es hacerle pagar el costo de haberse "resguardado" en los "malos momentos". Me refiero a 2009, época brava para sacar la cara por el kirchnerismo, en que dicen las ¿malas? lenguas que Filmus habría declinado su candidatura para cumplir "su mandato como senador", ganado en elecciones en 2007. Su mandato no concluye en 2011, sino en 2013, de modo que aquel viejo pretexto vale también para el momento actual.
No pagaste el costo de haber puesto la cara (porque no la pusiste). Es lógico que te hagan pagar por haberte resguardado. Qué se le va a hacer.

Así y todo, me sigue pareciendo, con ojos de simple observador, el que más chances tiene de ganar de los que andan dando vueltas. De ser así, si como nos "enseñaron" lo único que importa es ganar en 2011, habría que guardarse la factura para otra oportunidad, y aceptar al candidato mejor posicionado. Otra forma de "tragar sapos", digamos.
Pero reitero, no hay certezas de que Filmus sea el candidato con mejores posibilidades. Solamente presunciones.

Y hablando de "tragar sapos", tener que votar a un tipo que se llama Amado, pero se hace llamar "Aimé"... Bueno, sería peor votar a uno que cuando la hace pegar en el fleje, jugando al ping-pong te dice "sory". En fin. Mucho más no hay.

3 comentarios:

Unfor dijo...

Es lo que hay Mariano.
Los porteños tenemos un buen karma.
Pero a esta altura, no pretendo más -al mnos para empezar- que que nos saquen de encima al incalificable que se tragó el bigote.

pancho dijo...

yo voto a quien diga cristina y a quien saque a macri deljuego, es imposible seguir aguantando a este tipo, la ciudad pide a gritos un cambio, ese cambio debe ser nuestro.

yo peronista y kirchnerista dijo...

alberto fernandez dijo en tiempo argentino que el no votaria jamas a boudou y si a filmus, no se , ya me estoy preocupando con filmus, tiene el visto bueno de alberto y clarin ??