miércoles, 5 de enero de 2011

Capitalismo de amigos

A la mierda.
Si faltaba algún aporte a la nueva "polémica" sobre el futuro de Edesur era el del EX-defensor del "pueblo" (u Ombudsman, que queda más paquete), actual defensor de las privatizadas ( o lobbysta ad honorem, que queda más real), Sr. Eduardo Mondino.

La culpa de todo lo que pasa con los cortes de energía la tiene el Gobierno y su pésima política de servicios públicos, dice. Habla (junto a su exégeta, el redactor de Clarín que escribe la notita) de "poder central" o "el poder" a secas refiriéndose al Gobierno, en claro posicionamiento ideológico. Y levanta suspicacias acerca de las gestiones que estaría haciendo el Ejecutivo para facilitar el ingreso de algún empresario "amigo" al negocio de la distribución eléctrica.

Como si él, después de todo, no estuviera defendiendo los "derechos" de sus propios amigos, los actuales dueños de Edesur, por ejemplo cuando habla de la necesidad de "renegociar contratos". Edesur, que en definitiva es una empresa a la que se le concesiona un servicio público no goza de ninguna precedencia natural. La decisión de defenderlos es política. Por eso Mondino y Clarín encaran la defensa: porque hacen política (y negocios, que en algún punto son dos elementos de la vida socio-económica que están muy estrechamente vinculados).

Así, muchachos, que el problema no es el capitalismo de amigos. Porque el capitalismo, en última instancia, siempre es de amigos. Amigos de unos o amigos de otros. O, en todo caso, socios, que es una palabra que se adapta mejor a los contextos en los que se maneja guita. Pero, como la guita (su presencia) muchas veces hace confundir los sentimientos, aceptamos que llamen "amigos" a los tipos que pagan por la custodia de sus negocios. Cosas de la vida.

2 comentarios:

Unfor dijo...

Quién elige a éstos tipos? Cómo llega Mondino a ese cargo y como se hace el recambio?

Tres bufones muertos dijo...

Mondino llega a ese cargo luego de petear a medio Gabinete. Esta fuente no está debidamente chequeada pero así ultimamente se trabaja en el periodismo argento.