martes, 16 de noviembre de 2010

Club de Paris y fin (?) del modelo

Luciano Cohan (Elemaco) escribe un muy buen post sobre el anuncio del pago al Club de Paris y sus consecuencias.
Pero la verdad es que no acordamos del todo con su opinión. Al menos en algunos de los puntos que toca Luciano.

Primero, nos permitirnos ocuparnos de un recorte de la realidad que se hace en el post citado, que a mi modo de ver es un poco arbitrario.
Luciano anuncia que el déficit financiero del sector público nacional será este año de 1,5% del PBI. Avisa, que para tal cálculo está descontando los ingresos que el fisco recibe por distribución de utilidades del Banco Central, y transferencias de ANSeS.
Está bien. Es una forma de medir. Pero, decir justamente que este déficit financiero sería uno de los elementos que estarían mostrando el fin del "modelo" no se compatibiliza bien con el "descuento" de esos ingresos, que para la visión ortodoxa no serán genuinos, pero que para la lógica interna del "modelo" precisamente, sí lo son.

Es decir, el modelo económico que Luciano describe como de "vivir con lo nuestro" que caracterizó la etapa kirchnerista desde 2003, concibe como legítimo y genuino el uso por parte del fisco de esos recursos para inversión pública, gastos corrientes, programas especiales para financiar actividades con criterio contracíclico (como en 2009), o pago de vencimientos de deuda. Mientras esos recursos existen, mientras la ANSeS capitaliza el rendimiento de sus inversiones (ex-AFJP) o incrementa sus ingresos corrientes por la vía de los aportes en una economía "calentita" en cuanto a nivel de actividad, mientras el Central obtiene utilidades por revaluación de sus reservas, el modelo "mantiene" uno de sus principios en funcionamiento: los recursos disponibles se usan, fluyen, no se ahorran.

Las empresas lo sufren también, y por eso protestan: las utilidades se remesan poco y se reinvierten demasiado, según sus cálculos de "maximización de beneficios".

Más allá de eso, la apreciación cambiaria es tema de debate, y lo hemos tocado varias veces.
Una aclaración casi preliminar: no nos convence la "ilusión monetaria" de que una baja del tipo de cambio mejora el nivel de los ingresos. Verso brasilero de estos últimos años. Se aprecia el real respecto al dólar un poquitito y salen de la pobreza automáticamente 1 millón de personas, que sin embargo siguen viviendo en casas construidas irregularmente, con piso de tierra, sin internet ni cable (es muy baja la penetración de estos servicios en Brasil, según nos cuenta Carlos), y sin que sus hijos vayan a la escuela (a veces, no saben ni leer ni escribir), y lo que es peor, sin que se den cuenta siquiera que su poder adquisitivo mejoró (en dólares).

Lejos de considerarlo como una gran noticia, lo aceptamos como una fatalidad de estos tiempos. Los países emergentes tienden a sufrir una apreciación de su moneda (todos), en relación a los países desarrollados. Ahora bien, que sean "todos" los emergentes los que nos apreciamos, da margen para mantener cierto colchón de competitividad cambiaria en la relación comercial bilateral (Argentina-Brasil, Argentina-China). Esa situación podría atemperar el cambio de esquema, hacerlo menos notorio.

12 comentarios:

Udi dijo...

Mariano: ¿se acuerda cuando, allá por Julio de 2008 en AP, un servidor hablaba de una típica crisis de sobreproducción?
La "Guerra de las monedas", que descubrió Krugman hace 1 mes, con la devaluación en EEUU, es la cara monetaria de este momento del capitalismo.
Y la bajísima productividad de la economía norteamericana es parte de lo mismo.
Por efecto de la devaluación yankee tus ingresos por exportación "valen" menos. Tu deuda nominada en dólares también, claro. Y ahí se ve la importancia de la ratio vencimientos / saldo de la balanza comercial, mucho más que deuda / pbi.
Su (acertada) reflexión sobre los dudosos beneficios para el conjunto de las clases populares de una revaluación indica claramente que no hay salida dentro de los parámetros de mercado: sólo la intervención estatal puede compatibilizar dos términos contradictorios: competitividad de las exportaciones con valor agregado vs. precio de los bienes salario.
Saludos !

Pancho dijo...

Excelente maestro, había leído la nota pero de algunas cosas no entiendo demasiado, sin embargo tenía un tufillo neoliberal. Me la explicaste y le diste vuelta el argumento.

Unfor dijo...

Mariano; esta gente ya confunde demasiado realidad con expresión de deseos.
Ya estoy aflojando con ir a los blogs de finanzas. Me bastó ver cuantos se sumaron al: "CUALQUIERA hubiera hecho lo que Néstor, de haber estado en su lugar".
Uno va para aprendr porque nada sabe, pero cuando se superponen afanes ideológicos de manera cusasi-bizarra, ya está...

Los "globalizadores" justifican la concentración; la remisión indiscriminada de divisa de los inversores a sus casas matrices con tal que se instalen aquí.
Creen que traen la panacea de la modernidad tecnológica y no se si es tan así.
El Estado, a lo largo de la historia fue el artífice de las grandes invenciones, ya sea en reductos civiles o militares para la humanidad.

A mi me satisface la gran inversión en el ámbito científico-tecnológico. Ya van a llegar mas y mejores inversiones, pero descalificar el "vivir con lo nuestro" como si fuéramos más que brutos, ya me huele como dice el anterior comentarista; a cosa neo-liberal, o a racismo economicista...

el de adentro dijo...

Mariano,

Un par de comentarios. En primer lugar, no me gusta darle un significado negativo al "vivir con lo nuestro". Un país, como un hogar, es una unidad social, y si en un determinado momento te toca "vivir con lo tuyo" (por ejemplo, si el año pasado reventaste la tarjeta en el Caribe), te la bancás y listo. Ojalá aprendas la lección y lo no hagas de nuevo. Por otro lado, como hogar o como país, es bueno tener acceso al crédito. Usarlo cuando lo necesitás. Pero a la larga, si constantemente necesitás pedir prestado para llegar a fin de mes, estás en problemas. Un Estado superavitario puede darse el lujo de, como dice Unfor, mejorar el gasto en ciencia y tecnología. Un país superavitario en cuenta corriente puede darse el lujo de "vivir con lo suyo".

Por otra parte, devaluar sí tiene un impacto redistributivo negativo inmediato sobre los sueldos, porque implica rebajar todos los precios nacionales frente al resto del mundo. Es como una liquidación: vos sabés que vas a ganar menos por cada prenda vendida. Igual, apostás a que, con el precio rebajado, los consumidores te van a comprar más y vas a terminar ganando mejor.

Mariano dijo...

Gracias por los comentarios.
Udi: la devaluación del dolar mejora la ratio a la que hacés mención. Los precios de los bienes, en dólares, aumentan. La inflación es beneficio para el sector productivo, y perjuicio para el sector rentístico. El que prestó dólares, recibirá dólares menos valiosos. El que vende bienes con precio en dólares, recibirá más dólares. Menos valiosos, pero más.
Un abrazo.

Pancho: no seas exagerado, hacé el favor ;-) . Abrazo.

Unfor: a mí me gustaría que en esos blogs me tomaran un poquito más en cuenta para discutir, pero bueno, por ahí no me lo merezco.
Un abrazo.

El de adentro: no sé qué te parece a vos, pero estoy de acuerdo con tu comentario.
Me cansé de decir que no había que enfervorizarse ideológicamente con cuestiones de política económica, porque nada es absoluto, todo es relativo en esta materia. Siempre hay que optar por lo que menos daño hace. Devaluar no es bueno ni malo en sí mismo. Es una opción tan mala o tan buena como cualquier otra. Depende el momento. Digo devaluar, como se podría decir cualquier otra cosa.
Lo de la devaluación y el salario es cierto, acá no lo negamos. Sí niego la exageración ilusoria de que una revaluación mejora los ingresos. Digo que es ilusoria tal mejora, en un alto porcentaje.
Un abrazo.

Luciano Cohan (Elemaco) dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luciano Cohan (Elemaco) dijo...

Mariano, antes que nada, no se haga la victima "mí me gustaría que en esos blogs me tomaran un poquito más en cuenta para discutir, pero bueno, por ahí no me lo merezco." venga, comente y debate como cualquier hijo de vecino que si es con buena leche en el blog no discriminamos a nadie.

Lo de la Anses se lo concedo parcialmente. Yo no comparto el argumento de "se estan gastando la plata de los jubilados", pero hay otro problema que es que la inflacion impide distinguir retornos con consumo de stocks. Por ejemplo, si tu retorno nominal fue de 15% y la infla de 25% lo que hiciste fue comerte capital por lo cual es, al menos conceptualmente, incorrecto imputarlo como ingreso corriente (de la misma manera que no habia que imputar las privatizaciones como ingreso corriente en los noventa).

La de las utilidades del BCRA no se la negocio. Si me quieren cobrar un impuesto que me lo hagan de frente y no emitiendo papelitos de colores. Esto si si quiere es ideológico.

Lo de la relacion entre apreciación y salarios viene mas en linea con lo que dice el de adentro. No es simple ilusion monetaria porque suben los salarios en dolares sino porque, generalmente, una apreciación de la moneda tiene como correlato que los salarios, en pesos, suban mas que los precios en pesos (es decir, una suba del salario real) lo cual en parte explica lo que ha sucedido desde 2007 a esta parte. Por otro lado, la apreciación mejora la distribución del ingreso (y sino busque cual era la opinion de Juan B Justo sobre este tema hace casi un siglo).

El de adentro: la analogia con la liquidacion es buenisima!! ¿puedo repetirla sin citar?!?!?!? je

Mariano dijo...

Luciano: yo no digo que no me traten de igual a igual cuando voy a los blogs económicos, eh. Es más, vos no te debés acordar, pero algunas veces te elogié la generosidad de incluso tolerar las deficiencias técnicas de tus interlocutores y adoptar una postura más docente cuando hacía falta.
Lo decía por este blog que no es tan tenido en cuenta, pero tenés razón: no hay que llorar.

La sentencia de Juan B Justo debe ser de la época del pleno empleo. La apreciación cambiaria de la década del 90 (o antes, desde Sourrouille) no fue una experiencia demasiado alentadora en cuanto a la equidad distributiva que habilitó. No lo veo, bah.
Igual es bastante discutible la autoridad de las opiniones de Juan B Justo. También decía que a los trabajadores argentinos les convenía que Argentina abriera sus importaciones y se especializara en la producción de aquellos bienes para los cuales tenía ventajas comparativas. Era un "socialista" ricardiano.

Y lo de las utilidades del Central, y sí, es ideológico. No tuyo solamente. De todos. Ese era el argumento precisamente.

Un abrazo.

Néstor Dulce dijo...

BLOG DE HUMOR K Kumpas: no se preocupen si no sale la ley del presupuesto.Kirchner convenció a Dios para promulgar los “nuevos 10 mandamientos kirchneristas”: 1.- Amarás a Diego Maradona por sobre todas las cosas y no te dejarás engañar por Checho, “el bautista” .2.- No usarás en vano el santo nom ...bre de Dios ni te arrogarás hablar en su nombre. Ni el pastor Giménez, ni Lilita Carrió ni el cardenal Bergoglio quedan exceptuados..3.- Honrarás a tu padre y a tu madre siempre y cuando no seas hijo de desaparecidos y tus padres sean apropiadores. No hay excepciones: esto también rige para Ernestina Herrera de Noble..4.- No te suicidarás. Dios da la vida y Satanás la quita. Se admite como excepción a los torturadores pues si bien no se redimen suicidándose … al menos algo es algo LEER MAS EN EL BLOG … y si te agrada hacete miembro http://www.kikitodulce.blogspot.com/

Néstor Dulce dijo...

BLOG DE HUMOR K Kumpas: no se preocupen si no sale la ley del presupuesto.Kirchner convenció a Dios para promulgar los “nuevos 10 mandamientos kirchneristas”: 1.- Amarás a Diego Maradona por sobre todas las cosas y no te dejarás engañar por Checho, “el bautista” .2.- No usarás en vano el santo nom ...bre de Dios ni te arrogarás hablar en su nombre. Ni el pastor Giménez, ni Lilita Carrió ni el cardenal Bergoglio quedan exceptuados..3.- Honrarás a tu padre y a tu madre siempre y cuando no seas hijo de desaparecidos y tus padres sean apropiadores. No hay excepciones: esto también rige para Ernestina Herrera de Noble..4.- No te suicidarás. Dios da la vida y Satanás la quita. Se admite como excepción a los torturadores pues si bien no se redimen suicidándose … al menos algo es algo LEER MAS EN EL BLOG … y si te agrada hacete miembro http://www.kikitodulce.blogspot.com/

Wal dijo...

Acuerdo con udi; sin fuerte intervencion estatal, dejando solo a los mecanismo de mercado y dada la
estructura productiva de nuestro pais (competitiva en bienes salario a nivel mundial y relativamente ineficiente en el sector industrial) se perpetua y amplia una sociedad donde sobra mucha gente en terminos del mercado de trabajo.
Debido a la vocacion rentista de nuestros burgueses nacionales y sus casi nulas caracteristicas schumpeterianas, solo un estado fuertemente orientador e intervencionista en la politica economica puede compensar esa falta de vocacion de clase.
Si dejamos que el tipo de cambio llege a su "equilibrio de mercado" la resultante es un abaratamiento de las importaciones y una rentabilidad alta al sector agropecuario en estos tiempos de mejora en la relaciones de intercambio pero a costa de un desmantelamtelamiento de un sector industrial no tan competitivo a nivel internacional pero inclusivo en lo social por la generacion de puestos de trebajo para nuestro pueblo.
Y muy burna la descripcion de J B Justo como socialista ricardiano; de esa matriz liberal se pude explicar la coincidencia ideologica en muchos temas entre la derecha liberal o neoliberal con las expresiones de la izquierda tradicional y su enfrentamiento historico y actual con las experiencias nacionalpopulares.
Y Mariano no se apichone frente al saber academico de los economistas, que tener expertis en asuntos tecnicos no asegura ni de lejos tener una concepcion holistica de los procesos sociales como vos demuestras tener en cada uno de tus post.

Saludos Wal

Mariano dijo...

Gracias, Wal.
Pero no te olvides que el blog se llama "yendo a menos".
Eso explica un poco el tema.
Un abrazo