viernes, 4 de marzo de 2011

Extravagancias


Micheli hizo una presentación judicial para que se declare inconstitucional el impuesto a las ganancias, reza (más o menos) el título de Clarín.

Lo primero que se me ocurrió pensar es que si la "izquierda" sigue avanzando con estas ideas, ya deben estar bastante cerca de solicitar la disolución del Estado Nacional. Medida progresista que liberaría a los trabajadores de la opresión que significa la existencia de un régimen jurídico claramente pro-capital.

Leyendo la nota (y haciendo esfuerzos por atenuar los sarcasmos) se descubre que el pedido atañe al tramo (llamémosle así) de gravados que son asalariados.

Está bien: uno puede decir que $4.800 no es una cifra que justifique el pago de ganancias, por lo cual se podría elevar (un poco) el piso, o incluso modificar los umbrales de las distintas categorías (no sin discutirlo antes desde ya). Pero pedir la inconstitucionalidad de la aplicación del gravamen sobre el salario es un exceso.

Porque, como se deriva del expediente de Papel Prensa, por ejemplo, hay "trabajadores asalariados" que capaz que cobran unas 200 luquitas mensuales.

5 comentarios:

Javier dijo...

Encima que la imposicion impositiva argentina hace a una distribucion injusta del ingreso mayor que antes de impuestos donde lo que mayor justicia trajo son justamente las retenciones , estos tipos en lugar de mejorar la distribucion quieren empeorarla .
Porque no pide mejor que a los que cobran la AUH les devuelvan el IVA integramente ?

chacall dijo...

Lo mismo se lo escuché decir tiempo atrás a Hector Recalde para hacer un acto de justicia.

Mi visión? Sería justo que todo aquel que reciba un ingreso por su trabajo, contribuya en mayor o menor medida, mediante el pago de un tributo específico con el estado. Llamemosle impuesto a la ganancias, a los ingresos, o a la cadorna. Estoy de acuerdo.

Ahora usar y reformar emparchando, un marco impositivo con que estaba enfocado a trabajadores que cobraban siendo solteros más de 3000 euros (año 2001), en un contexto de no movilidad de salarios ni de precios, en un contexto donde los precios y salarios se mueven y donde la dinámica es mucho mayor, me parece cuanto menos desacertado.

Por caso, cual es el sentido que cuando un trabajador cobra el SAC de diciembre, el monto de ese aguinaldo, sea casi el equivalente a lo que paga de ganancias ? Es un impuesto bien diseñado? Tal vez si pero para otras circunstancias, para otro modelo de país, y para otras entidades gremiales, para otros trabajadores.

De nuevo, digo, en mi modelo de país todo trabajador debería tributar alguna parte específica de sus ingresos superado cierto piso bajo, ahora más allá de los porcentajes y las escalas no pueden ser que todo esté basado en la misma ley que se diseñó para otro modelo de país.

Me parece que es incosistente.

saludos!

Mariano dijo...

Chacall: si Recalde dijo eso, no estoy de acuerdo con Recalde.
Y si llega a hacer una presentación judicial como la de Micheli, lo voy a criticar como a Micheli.

De hecho, lo critiqué cuando fue lo de la tablita.

Abrazo.

Antonio (el Mayolero) dijo...

Yo entiendo que las ganancias son una cosa, y que el sueldo percibido por el trabajo es otra distinta (por mas que algunos estén arriba de las 200 luquitas/mes).
No no olvidemos que pagamos el 21%de IVA, o sea que para el tipo que gana 5000 pesos, no sería menos de 150$ al mes...

Algún Peronista dijo...

Y nunca me olvido, que los jueces (que no son trabajadores, ni empleados, ni argentinos, ni contribuyentes) no pagan ganancias.
Y ellos son los que deciden (para ellos yá decidieron) si los demás tenemos que pagar.