jueves, 17 de febrero de 2011

La crisis energética, en Chile


La intención no es agarrárnosla con nadie.
Las cosas suelen ser mucho más complejas que como uno las ve a simple vista.

Pero, resulta que en Chile se presenta una situación con la generación de energía eléctrica, que obliga al Gobierno a autorizar el racionamiento, que contempla reducción de tensión y eventuales cortes planificados en el suministro.

El problema es de déficit en la generación. Y la causa principal, a priori, es la escasez de lluvias que baja el nivel de los ríos y perjudica el funcionamiento de las represas hidroeléctricas.

De ser así realmente, indicaría que se trata de una matriz energética fuertemente dependiente de la generación hidroelétrica.

El punto es que en Chile existen "señales de precios" previsibles, de esas que dan un marco adecuado de seguridad jurídica para favorecer la inversión a largo plazo. No deberían pasar estas cosas. Supongo.

Pero pasan. Repito: no es cuestión de cargar a nadie, ni mucho menos de escupir para arriba.

Pero sí, hay que tomar en cuenta estos elementos y no dejarlos pasar de largo. Porque pueden ser de mucha utilidad cuando se desatan discusiones paralelas que afectan a la situación nacional.

3 comentarios:

Guillermo [TcA] dijo...

Sumale a esto la alta dependencia que tienen de la corriente eléctrica, ya que el gas es un recurso escaso. La pava eléctrica es el electrodoméstico que más se utiliza. Saludos.

Udi dijo...

Mariano, estimado: siguiendo el criterio de seguridad jurídica, previsibilidad, etc. se explica la falta de inversión en la mayor tasa de retorno de otras ramas de la economía. El precio del Kw. detrás de la cordillera, por previsible que sea, no debe ser tan atractivo como para que otros emprendedores quieran fundar su propia empresa de generación de energía eléctrica. Deje Usted actuar a los mecanismos del mercado y verá cómo la "mano invisible" de éste proveerá la solución más satisfactoria para el bien común.
¿O no cree en el mercado?
Un abrazo !

guido dijo...

Tetera, Guillermo, que "pava" en chile es otra cosa.