jueves, 3 de febrero de 2011

El BCRA y sus stocks

Jorge Herrera, de Ámbito, señala esta particularidad de la situación del sistema financiero argentino, hoy.

La deuda del BCRA creció durante 2010, de manera "desproporcionada" (no sé si es el término que usa, pero se desprende eso del espíritu de su análisis).

La cosa es así: cuando se refiere a deuda del BCRA, habla de LEBACs y NOBACs. O Letras y Notas. Papeles de corto plazo, que devengan interés y que el BCRA coloca a través de licitaciones, principalmente a los bancos, con el fin de absorber parte de los pesos que emite para comprar dólares. Esos dólares que compra se convierten en reservas. Por vía de estas operaciones se logra sostener el tipo de cambio nominal sin elevar demasiado la base monetaria.

Todo esto es posible en una economía a la que le ingresan más dólares de los que le salen.

Digamos entonces, estas letras (tasa fija) y notas (tasa variable) son casi el correlato del proceso de acumulación de reservas.

Pero por qué su stock aumenta más, incluso, que el stock de reservas?
Bueno, hay varios factores. En principio hay que decir que por estos papeles de corto plazo el BCRA paga interés, lo cual hace que, a su vencimiento, se eleve la base monetaria o se eleve el stock de estos papeles si es que el BCRA decide seguir absorbiendo, incluyendo en la absorción los pesos devengados como interés.

Un elemento que este año tuvo especial importancia fue el pago de deuda con reservas. El crecimiento del stock de reservas, por las compras de dólares del BCRA, se compensó con la transferencia que le hizo al Tesoro para pagar deuda (a cambio de una Letra de Tesorería). Así, si bien las reservas en divisas del BCRA aumentaron, se les descontó el monto que se utilizó para pago de deuda externa.

Otro punto: que el stock de Letras y Notas aumente como proporción de las reservas con las que cuenta el BCRA (de 25 a 36%) puede tomarse como indicativo de que se produjo una apreciación real del peso. El año pasado fue así. La devaluación nominal fue módica en relación a la apreciación real (aumento de precios).

Hay varios elementos que se destacan.
Primero: en los mercados internacionales, los bonos de deuda del Estado argentino, nominados en dólares, tienden a ser preferidos respecto de los nominados en pesos.
Segundo: las tasas de interés que se convalidan en las nuevas licitaciones de Letras y Notas, por parte de los bancos, tienden a ser más altas.
Tercero: la brecha entre la cotización del dólar informal y el dólar de pizarra es más elevada que lo corriente.

Aparte, el BCRA intervino comprando en el mercado de futuros, más caro que la cotización. Una señal de que intentaría incentivar cierto posicionamiento en dólares de los particulares, para provocar una absorción de pesos sin necesiad de intervenir directamente.

Todas estas especulaciones apuntan a que se está operando en función de que el BCRA finalmente decida convalidar una devaluación un poco mayor: para satisfacer demandas industriales, para licuar su propia deuda en Letras y Notas y para prevenir una futura devaluación del Real.

En ese estado se encuentra la sorda guerrita financiera que operadores y BCRA libran, con correlato en la economía real. Nuestro bastante apacible capítulo de la famosa "guerra de monedas".

5 comentarios:

Unfor dijo...

Cómo es posible que siendo que si se dejara flotar el peso se apreciaría que vaya a haber devaluación?

La reunión Dilma-Cristina no operó sobre un futuro TC de ambos paises?

Mariano dijo...

Unfor: es lo que pasó durante toda la época kirchnerista.
El TC real tendía a bajar, porque había mucha oferta de dólares. Y el BCRA intervenía comprando. Le daba empujoncitos hacia adelante a la cotización nominal del dólar, y la alejaba de la apreciación real. Para decirlo graficamente el TC real corría de atrás al TC nominal.
Sería algo así como ir administrando un tipo de cambio alto (competitivo).

Lo de los acuerdos entre Dilma y Cristina, no tengo ni idea.

Abrazo.

Unfor dijo...

Pero cómo concluye esto Mariano?
En el mismo procedimiento indefinidamente?
En una devaluación?
En flotación libre?
En apreciación nominal?

Cuando se blanquea? Si con algunos precios superás lo de los importados, no tenés que barajar de nuevo? Y ahí es donde la cosa se choca con la relación por el TC estructurada con Brasil.
Por ejemplo, Brasil no pensaba devaluar? y entonces? Nosotros devaluamos a la vez y nos alejamos aún más de los precios reales?

Si tenés respuesta para esto te la agradezco de verdad porque yo no lo puedo dilucidar.

Un abrazo.

Mariano dijo...

Es así, Unfor. Tal como decís.

La tendencia de largo plazo es a la apreciación.
Si querés competitividad la tenés que ganar "artificialmente". Interviniendo, y procurando evitar el traspaso directo a precios. Cuanto más hagas diferir el traspaso a pesos, más jugo le sacás a la devaluación.

Es un tema que afecta a todos los emergentes, no sólo a Argentina. Y tiene que ver con la lenta caída de las potencias mundiales.

Abrazo.

Unfor dijo...

Está claro, Mariano.

Abrazo.