miércoles, 15 de agosto de 2012

Época de definiciones para el federalismo argentino


Mientras el jefe político de la ciudad de Buenos Aires reclama la finalización del festival de subsidios, a la vez que se queja amargamente de que le recortaran los del alumbrado público y la mitad del de los subtes, las provincias de Santa Fé y Córdoba encaran la ofensiva judicial por la apropiación de la plata de los jubilados contra la ANSeS.

La cuestión pasa por definir y hacer cumplir las obligaciones emanadas de los acuerdos entre ANSeS y provincias por las cajas jubilatorias provinciales.
Algunas provincias cedieron sus cajas, y los jubilados acreedores de éstas pasaron a cobrar sus haberes a través de ANSeS. Otras provincias, entre las que se encuentran Córdoba y Santa Fé mantuvieron sus cajas propias para empleados públicos jubilados, pero acordaron que ANSeS se haría cargo de sus déficit previsionales.
Las dos reclaman hoy que ANSeS les adeuda plata de años anteriores en este concepto.

Visto así, la posición de las provincias (y sus cajas jubilatorias) es casi privilegiada, ya que la opción de no transferir la caja propia a la ANSeS significa una victoria por partida doble. Pagás los haberes que querés, con plata que no te encargás de recaudar.
Pero la cosa no era tan sencilla como parece.

Como contrapartida a la recepción de fondos para cubrir los déficit, las cajas provinciales se comprometían a adecuar sus sistemas jubilatorios al sistema utilizado a nivel nacional. Esto implicaría directamente que el cálculo de cuánto se le paga a un jubilado y con qué régimen de movilidad se hace, sea en las provincias con caja propia, igual que en la Nación.
En la práctica, reemplazar el 82% móvil por el régimen de la ley de movilidad jubilatoria (2 aumentos anuales calculados con un índice creado a través del cruce del coeficiente de variación salarial del INDEC y los resultados financieros del flujo de caja de ANSeS), y por otro lado calcular el haber en base al promedio de los últimos 10 años de salario activo, complementado por moratorias, en lugar de los 4 que promedia Córdoba.
Estas modificaciones hubieran significado probablemente un perjuicio en el más corto plazo para los jubilados del régimen provincial. Por eso es legítimo que las provincias no quisieran hacerlas. Lo que pasa es que esa negativa a adecuar el sistema, automáticamente desliga a la ANSeS de la obligación de fondear los déficit. Dicho con claridad: ¿querés pagar 82% sobre promedio de los últimos 4 años de salario? Perfecto, valoro mucho tu generosidad para con tus jubilados, pero pagalo con tu plata, no con la mía.
Desde el sentido común, la cuestión es sencilla de resolver.

Pero, desde ese mismo sentido común se cuela con capacidad de daño grave la cuestión de la coparticipación y el pacto fiscal por el cual las provincias cedieron puntos de la misma en favor del estado nacional para financiar provisoriamente a ANSeS, cuando se creó el régimen de AFJPs.

Si bien la postura actual de Córdoba de querer romper el pacto unilateralmente no tiene consistencia y constituye apenas un fuego de artificio político, digamos que el fin de las AFJP obliga a una discusión sobre cómo repartir los fondos de acuerdo a los nuevos lineamientos y necesidades. Porque la cesión se hizo con el objetivo de no desfinanciar a ANSeS en momentos en que dejaba de recibir aportes pero seguía pagando haberes. Hoy, el cobro de aportes fue recuperado por ANSeS, junto, además, con un stock de ahorro.

Ahora bien, el riesgo político de avanzar en estas negociaciones (con las cuales los jueces de la Corte se manifestaron ya de acuerdo, en lugar de definir con un fallo de ellos) es que puede desembocar tranquilamente en la excusa precisa para encarar una reforma constitucional (la otra, la de la instauración del parlamentarismo ya fracasó; la que me gusta a mí, de reforma de las jurisdicciones provinciales partiendo la PBA y sumando a la CABA no asoma por ningún lado).
De todos modos, la idea de la reelección prosperará o no en relación a variables políticas y económicas independientes de las razonadas argumentaciones jurídicas. Pero, la excusa siempre es necesaria. Y la guita (y su forma de repartirla) suele ser un buen disciplinador del acontecer político.

Para cerrar, recomiendo la desopilante columna humorística de Rodolfo Terragno en Clarín. El dirigente opositor emprende de manera bravía contra los "cabistas" (?????), demostrando que es una persona de coraje a la hora de defender sus firmes convicciones. Y que no está en contra de la confrontación en sí, sino solo contra la falta de oportunidad que supone ejercerla contra alguna entidad concreta, y tal vez con poder mayor al propio.

10 comentarios:

guaio dijo...

No critiques la nueva veta humoristica de Terragno, o preferis que nos de cátedra del modelo irlandes?

corto dijo...

"Estas modificaciones hubieran significado probablemente un perjuicio en el más corto plazo para los jubilados del régimen provincial."
estas charlando fiera no? ese probablemente suena cargado de cínismo. calculá cuantos ganabas hace 10 años y sacá el promedio con lo que ganas ahora. 'probablemente' tengas que salir a buscar los precios de morenito para morfar.

Norberto dijo...

No estoy en el régimen provincial, y siendo en el nacional uno de los que menos aumento tuvo en los últimos diez años, ademas de tener que jubilarme con el promedio de los ultimos diez años trabajados debido a la ley del amigo del peluquin, pasé de ganar $2500, que eran alrededor de U$S800 a ganar alrededor $13000 o sea alrededor de U$S3000, asi que no se que quisistes decir "corto".
Nunca menos y abrazos

Anónimo dijo...

me parece que está claro que en la primera discusión (cubrir deficit cajas provinciales solo si se adecua ley jubilatoria) tiene razón la Nación y en la segunda las provincias.

Pero tengo entendido que en el último maratón legislativo en Córdoba votaron la adecuación, cosa de ir "legales" a protestar a la Corte y presentar un fallo como victoria política.

Mariano dijo...

Corto: el problema es el probablemente? Bueno, cambialo por un seguramente.
Debés ser de la línea detallista del gran intelectual Rodolfo terragno, siempre enfrascado en las cuestiones intrascendentes para esquivar el bulto de las importantes.
Saludos

Mariano T. dijo...

Las provincias tienen razón, porque no piden que les cubran cualquier deficit, sino una suma determinada independientemente del deficit.
Si el estado ni tomó las cajas, ni ayuda ahora, el 15% cedido de coparticipación queda sin contrapartida.
La reforma de la constitución, si alguna vez se hace, debería ir con criterio inverso al planteado. El federalismo de los papeles debe ir acompañado por el federalismo de la caja. lo más razonable sería u tope (muy inferior al actual) para lo que un gobierno bnacional se pueda llevar sin coparticipar, además de reforzar la titularidad provincial de los recursos naturales (prohibiendo que el Congreso Nacional legisle al respecto por falta de incumbencia).

Mariano T. dijo...

Tocayo, los que compraron dólares a 5,70 no hicieron tan mal negocio:
http://yendoamenos.blogspot.com.ar/2012/05/dolar-paralelo-como-opcion-para-el.html

Mariano dijo...

El que compró a 5,70 ganó, si lo hizo como inversión de corto plazo. Ahora, mientras la suba de la cotización no se oficialice vender por encima de ese precio es apenas una posibilidad aprovechable para quien quiera vender en negro, en su casa, a algún conocido. Pero se suponía que la compra era para cubrirse de la depreciación oficial, para atesorar. A mediados de 2013 llegará a ese valor recién. Un asalariado que compró en una cueva puchitos no ganó nada. Fue estafado.
Y yo no me acuerdo de haber dicho que el pago del Boden 12 iba a desinflar al blue. Las condiciones de los próximos meses, más una aceleración de la devaluación oficial podrían hacer converger las dos cotizaciones. Esa es mi hipótesis. Y también depende un poco de la expansión monetaria. Seguir surtiendo de pesos hace que la gente vaya al dólar, porque el límite para la expansión del consumo parece que ya se alcanzó. Eso también lo dije.
Saludos

Mariano T. dijo...

Si compró a 5,70 es porque compró en el blue, así que puede ganar un 12% en 3 meses vendiendo en el mismo mercado, seguramente esta agradecido con quien le diera el consejo.

Mariano dijo...

Vendiendo desde la casa. Si va a una cueva no le pagan 6,30.
Y cuánto le sale volver a comprar para seguir con la bicicleta?
El pequeño ahorrista al que mandaron a la cueva no razona de esa forma. Está esperando que el dólar oficial suba y se vaya todo a la mierda. Tiene la memoria de la hiperinflación. Se cubre de eso.