martes, 14 de junio de 2011

Analizando a Binner


Vamos a desechar por un rato la promesa de campaña de Binner de ir eliminando las retenciones de a poco.

Y vamos a centrarnos en su comentario sobre el nivel cambiario (el precio del dólar).
Según lo que trasciende a través de sus escuetos comentarios, propone instaurar un modelo de tipo de cambio administrado, con devaluación nominal paulatina, para salir de la "convertibilidad" (?).

Pasando por alto el exabrupto innecesario de "convertibilidad", tenemos que convenir que ese modelo es el que implementó el kirchnerismo en materia de política cambiaria, y que, supuestamente, por sus efectos pro-inflacionarios estaría hoy agotado, porque termina propiciando una apreciación real vía inflación a la que no hay devaluación que le alcance para mantener bajo en dólares el nivel salarial (que es lo que se pretende de una devaluación como la gente).

Es decir, devaluás de a poco,  y el efecto "positivo"  de la devaluación (producir barato en dólares) se lo come la inflación muy rápido (y cada vez más rápido, que es el problema por el cual el modelo "se agota", supuestamente y según los técnicos).

Entonces, si se consensúa que estamos ante un agotamiento del modelo cambiario, se puede plantear alternativas. La que se desprende de los escuetos comentarios de Binner, de alternativa no tiene nada. Justamente, sería igual a mantener el modelo vigente.

Ahora, ¿qué pasa cuando se vincula esa idea de tipo de cambio administrado y devaluaciones leves controladas, con la otra propuesta de reducción paulatina de las retenciones hasta su eliminación?
Directamente, ambas ideas al mismo tiempo son incompatibles. No se puede tomar en serio una propuesta económica que tome tales elementos como parte de un mismo conjunto.

Justamente, sostuvimos desde acá muchas veces que las retenciones no eran meramente una herramienta fiscal para construir escuelas y hospitales, sino principalmente una herramienta cambiaria, que permite darle a la industria un nivel cambiario real alto, por encima del sugerido por la estructura productiva de la Argentina.

Sin ese instrumento, la economía tendería a acomodarse más aún al nivel cambiario de competitividad determinado por la actividad más competitiva (el agro) y sus condiciones excepcionales para la exportación de materias primas y productos con baja elaboración. Es decir, un nivel cambiario más bajo (lo contrario de la devaluación).

Sonará anacrónico, pero en este tema, no se puede quedar bien con la Sociedad Rural y la UIA al mismo tiempo.

7 comentarios:

Wal dijo...

¿Vos tenes alguna duda de por que sector va a inclinarse Binner o Alfonsinito? Baja o aniulacion de retenciones; dolar al precio de equilibrio de "mercado" y endeudamiento externo para financiar al estado.
La historia economica de las 3 primeras decadas del s siglo XX ya demostraron, socialistas y padicales abrevan filosoficamente del liberalismo decimononico Ricardo y Adam Smith.
Desarrollar la industria en un pais perifericos como la Argentina no ntra en su ideario filosofico y su matriz conceptual positivista.
Muy buenos tus post.

Wal

Mariano dijo...

Muchas gracias, Wal.
Un abrazo

juancho dijo...

justamente es la contradiccion que encuentro yo en el discurso economico del sojalismo y del Alfon-cinismo,proponer bajar retenciones -suba del dolar agrario-recaudando menos el fisco,eliminan los subsidios para emparejar,aprovechan que los pagos de deuda soberana disminuyen considerablemente a partir del 2012, dejan flotacion libre del dolar-para mi bajaria considerablemente-,controlan inflacion via importaciones,y regulan salarios con una desocupacion en torno al 20%,eso si no hay inflacion y la desocupacion va ser por el sinceramiento de la politica clientelar del kirchnerismo,menos mal que estan lejos de ganar.
Abrazo
Nunca menos
Juancho

Mariano dijo...

No es descabellado ese esquema, Juancho.
Nadie lo explicita, pero sería más consistente.
A los comentarios que se hacen hasta ahora, o le faltan especificaciones, o son inconsistentes.

Un abrazo

Udi dijo...

O sea, la serie que propone Herr Binner se completa así:
- Retención = Revaluación = Desocupación = Represión.

juancho dijo...

bien ahi udi!!!!
Mariano,en todo caso,si especifican pierden por goleada.
Encima al revaluar diran que el salario aumento en dolares y que estamos mejor en terminos nominales(mismos pesos mas dolares),total de la inflacion en dolares a nivel mundial nadie habla.
Saludos

Mariano T. dijo...

El único efecto que podrían tener las retenciones sobre el tipo de cambio real es si se pasan íntegramente a dólares sin gastar un sope en el país. Sino segual.
Si, como sucede ahora, pasan al presupuesto nacional, el efecto sobre el tipo de cambio real es nulo.
Salvo que sean de un nivel tal, que la producción se reduzca tipo un 20 o 30%, pero eso traería un montón de consecuencias y efectos colaterales que ni querrían soñar con ellos.
Lo que si mueve la balanza del TCR son los movimientos especulativos de capital, son potencialmente muchos dólares más que el saldo comercial. Ese es el punto donde focalizar la atención, es lo que esta jodiendo a brasil y no tanto a Chile que toma medidas contra ellos.
Diagnósticando mal, te cuidás del gol de arquero, pero los delanteros te llenan la canasta.
Un abrazo, y pensamiento fresco hace falta, lo mejor es a las 6 de la matina tomando mate.