domingo, 12 de mayo de 2013

Roca, Tabanelli, Clarín y Víttori.

El estado es la creación burguesa más fervientemente elogiada por quienes reniegan del proceso de acumulación burgués: el capitalismo.
Sin embargo, como portador de la institucionalidad su dinámica debe ser funcional a dicho proceso de acumulación.
El núcleo de las sociedades burguesas es el patrón acumulativo. Desde ese centro mínimamente difuso se irradian las relaciones de poder sobre las que se establece el funcionamiento de la sociedad y la generación colectiva de un producto social apropiado de forma desigual. El ordenamiento del tráfico que da soporte a ese patrón y la vigilancia de la adecuación de los contratos al marco jurídico son potestades del estado. También el monopolio del ejercicio de la violencia, esencial para disuadir sublevaciones. En esas faenas se justifica su existencia.

El núcleo del poder, entonces, está en la capacidad de acumulación de excedentes. Las demás relaciones de poder son subsidiarias de aquel núcleo. Incluidas en primer lugar las que derivan de acciones institucionales, las que se asientan en el seno del funcionamiento estatal.

Así, desde esta óptica se avizora la conformación de dos polos de poder preponderantes (no monolíticos, heterogéneos y complejos, pero simplificados a los fines prácticos de la expresión, relacionados a su vez entre sí de forma jerárquica): un poder descentralizado y desinstitucionalizado, y por eso mismo tal vez más fuerte, a nivel de la estructura, y un poder centralizado pero sometido a supervisión institucional y sometido al cumplimiento de estrictos procesos formales de legitimación, al nivel de la superestructura. Los famosos poderes "económico" por un lado y "político" por el otro. La asignación del primer lugar para el económico y del segundo lugar para el político no es arbitraria.

Las relaciones entre estos polos son complejas. Pero en el marco de lo ideal se supone que el poder asentado en la insitucionalidad debe ser funcional al proceso de acumulación que conforma el polo de poder que actúa descentralizado desde fuera de ella. Lo cual implica también que esté sometido a ese otro poder.

Por características propias, el poder enraizado en las relaciones estructurales (el "económico") tiene una mayor potencialidad de permanencia, porque se asienta en bases permanentes, y a su vez las bases de su legitimación no son explícitas, pero sí omnipresentes en el ámbito de la cultura (digamos, "ganar guita" no necesita legitimarse a través de ningún proceso institucional, y sin embargo todo el ordenamiento jurídico está pensado para preservar ese derecho de manera fundamental y exclusiva de cualquier otra cosa que se le interponga, lo cual hace que el ideal de la derecha, la libertad, tenga prevalencia sobre el ideal de la izquierda, la igualdad).
Pongamos como ejemplo un país cualquiera: por propias condiciones naturales, y por dotación de recursos, existe una predisposición a hallar mayor productividad y por ende mayor rentabilidad en algunas actividades que en otras. Lógicamente, aquellos agentes que sepan facilitarse el acceso a las palancas por las cuales esas actividades promueven la acumulación de excedentes, encontrarán la forma de garantizarse una mayor perdurabilidad en el ejercicio del poder. "Económico". Un poder que no se blanquea institucionalmente. Un poder "blue".

La dinámica histórica, sin embargo, promueve la aparición de conflictos en esta interrelación. La acumulación de excedentes, por el propio grado de desarrollo tecnológico aplicable a procesos productivos alcanzado por las sociedades actuales, hoy está mucho más basada en el aporte de capital que en condicionantes de tipo natural, por lo cual el potencial de permanencia del polo de poder económico se ve más amenazado. La estructura se vuelve más dinámica y los plazos en que se operan modificaciones sustanciales en el ordenamiento socio-económico tienden a acortarse. Del mismo modo, la estructura se encuentra mucho más sensible a la operación de modificaciones con origen superestructural. Para decirlo más claramente: las decisiones políticas tienen un potencial de éxito relativo mayor en el afán de modificar los patrones de acumulación y distribución de los excedentes económicos.

El natural conflicto de poderes encuentra por esta vía una potencialidad también mayor.
De todos modos,  las burguesías no aceptan pasivamente estas nuevas condiciones e intentan encontrar los modos más adecuados de aceitar mecanismos para que el poder político les sea funcional y los correlatos en el nivel jurídico de las decisiones sean lo menos fecundos posible a la hora de cambiar el patrón de acumulación.

En la etapa histórica actual la alternancia política cumple un poco ese rol. No es su función exclusiva, aunque sí se convierte en un factor insustituible para consolidar la paz relativa entre estos polos de poder. Sin esa alternancia existe la posibilidad creciente de romper el vínculo de funcionalidad. Un poder político que aumenta su posibilidad de trascendencia temporal (sus 4 años de mandato) cuenta con elementos suficientes como para provocar competencias incómodas al interior del polo de poder económico. Cuenta con la capacidad necesaria para motivar cambios en el ordenamiento jurídico que, para escándalo del marxismo, pueden fecundar paralelamente cambios en el orden de acumulación de capital, trayendo inevitablemente aparejada la insurgencia de nuevos agentes con acceso facilitado a las palancas sobre las que se asienta ese nuevo patrón.

Así que, sépanlo políticos con aspiraciones: el programa de Lanata deja algunas enseñanzas a futuro. La acumulación de recursos pecuniarios para la construcción política siempre es mejor hacerla a través de los servicios de grupos económicos tradicionales o bancos y fondos de inversión extranjeros que intentando hacer emerger nuevas estrellas en el firmamento de nuestra burguesía nacional.
Porque el vínculo es irremediable, pero no es posible que se acepte una subversión del orden. El poder político "se debe" someter al económico. Y viceversa nunca. Porque parece que ese es el límite para la tolerancia social a la corrupción.

17 comentarios:

Alcides Acevedo dijo...

La acumulación de recursos pecuniarios para la construcción política siempre es mejor hacerla a través de los servicios de grupos económicos tradicionales o bancos y fondos de inversión extranjeros que intentando hacer emerger nuevas estrellas en el firmamento de nuestra burguesía nacional.

Ahá... ¿es una referencia a Lázaro Báez y Eskenazi?
Creo que sí, te recuerdo que lo de Eskenazi ha sido uno de los vacimientos más brutales de la historia económica mundial, compraron con un crédito de la misma Repsol a pagar con las "utilidades" de la compañía... y Lázaro se dedica a saquear el menguado presupuesto nacional y de la provincia de Santa Cruz.

La verdad es que ciertas veces lo mejor es cerrar el orto antes que decir cosas de las que uno se arrepente en poco tiempo...

Hay que escuchar nada más a la basura K justificando el blanqueo de los dólares fugardos por falta de control deurante los ultimos tres o cuatro años, repito: los últimos tres o cuatro años.

Basta de mentira K.

Mariano dijo...

Alcides: más que referencia a Eskenazi y Lázaro Baez (lo de las estrellas en el firmamento de la burguesía nacional es una ironía, por supuesto) podés fijarte la negativa a Clarín o Vittori, en la provincia de Santa Fe. O a las fundaciones comandadas por dirigentes políticos a las que se aporta desde paraísos fiscales, a través de sociedades cuya actividad se desconoce, o desde los fondos que litigan contra la argentina.
La financiación de la actividad política es un tópico al que no creo que a ninguno le convenga demasiado que se profundice sobre él.
O los socialistas de Santa Fe que le habilitan casinos a Tabanelli o le conceden los puertos a Vittori, el dueño de El litoral y socio de clarin en artes gráficas del litoral, que gana las contrataciones directas para imprimir la boleta única o los libros de lectura escolares...decía el concesionario de los puertos desde donde sale la falopa cuyo tráfico organiza el jefe de la policía nombrado por binner, qué sé yo, en serio quieren escarbar en el tema de la financiación de la política? Bueno, entre otras cosas van a tener que explicar cómo el presupuesto de santa fe pasó en el año en que binner se presentó como candidato a presidente de tener un superavit de 700 millones de pesos a un déficit de más de 1000 millones de pesos. Si querés seguimos. Se puede hablar de los radicales como Cobos y el vínculo de su gestión con la diversificación del grupo Vila Manzano, de las inversiones del señor Nosciglia o de las plantaciones de arroz de aranda en corrientes.
Y si no, hablamos de política y dejamos a los negocios tranquilos.
Saludos

Alcides Acevedo dijo...

Bárbaro, te veo muy preocupado informado de TODO los que pasa en Santa Fe, conocés nombres y detalles, te felicito, buen trabajo.

¿Me podrías ahora ilustrar un poco sobre la terrible criminalidad de Cristina?

Estoy seguro que poniendo un 10% de la energía que utilizás en denostar a Binner alcanza paa desacreditar al gobierno K de por vida.

Deberías también averiguar un poco sobre Capitanich, Insfrán o Alperovich ¿qué? ¿que no tenés tiempo porque hay que seguir pegándole a Binner?

Los peronistas retrógrados son como la almeja: se entierran con la lengua.

Mariano dijo...

No Alcides. Sin querer compararme porque hay una diferencia abismal de envergaduras, eso que me pedís ya lo hace Lanata. Para qué lo voy a repetir yo.
Yo hablo de lo que Lanata no se ocupa. Militamos en fuerzas políticas antagónicas, y por eso cada uno se ocupa de lo suyo.
Saludos

Mariano dijo...

Porque además me parecería razonable que desde ahora nos ocupemos de la "ruta del dinero" de los futuros presidenciables, como Binner, o Massa, o Scioli, o Cobos.
Porque hay algunas grandes empresas que esperan para ocuparse a que el tipo sea presidente. Por esto de la necesidad de generar alternancia que te explico más arriba, viste?

Alcides Acevedo dijo...

Ahá, mirá vos... cero moral... cero coherencia, bueno, eso ya lo sabía, pero resulta edificante leer la confesión por escrito.

Según lo veo yo espacios como los blogs no están para incendiarse a lo bonzo, ese rol deben cumplirlo 678 y Página12... y ahora Radio10 y C5N, definitivamente no creo que puedan generar algún tipo de adhesión hacia el gobierno operetas distractivas que dan vergüenza ajena, parece más bien un manotazo de ahogados.

Digo: para decir ciertas cosas hay que tener un umbral de autoridad moral (e intelectual) de lo contrario te van a mandar a cerrar el orto de inmediato, no es muy constructivo realmente.

Ya pasaron 10 años de gobierno K y las grietas del programa económico son evidentes ¿qué herencia nos va a dejar el populismo Nac&Pop?

Eso me parece más interesante para discutir.

Mariano dijo...

Alcides: y qué venís vos justamente a hablar de coherencia? Si te la pasás a los gritos por la corrupción k pero te ponés histérica si te mencionan alguna maniobra que relaciona a Binner.
Y te agradezco mucho los consejos y las lecciones de moral, porque sé que vienen de parte de una persona capacitada moral e intelectualmente para hacerlo, pero por ahora voy a hacer lo que me parece a mí. No acepto indicaciones de nadie.

Y no creo que nadie me pueda mandar a cerrar el orto a mí, salvo que lo hagan abusando de poder, porque me sobra autoridad moral para hablar de quien se me cante la bolsa de los huevos.

te mando un saludo

el pincha dijo...

epa, parece que por aca tambien hay blanqueo. cuac!

bueno excelente el post como siempre.

abrazo.

creo que la cosa va por ahi. por eso pasamos ( los K )algunos sapos por alto.

y bueh, para coherencia estan los troskos...

Norberto dijo...

Muy bueno el post y tus comentarios Mariano, solo que como cada día está más histérica, y vive la ficción que genera Larrata, yo a Lopéz Aufranc no le daría tanta entidad.
Está francamente desencajado y la recomendación sería que consulte a un psiquiatra, todo lo demás sobra, según mi honesto y pobre entender.
Nunca menos y abrazos

Erkekjetter Silenoz dijo...

Muy buen posteo che...
Es así no ma'

Saludos

Eduardo dijo...

Me gustaria que alguien me un buen ejemplo de algun lugar en el mundo, donde la supremacia de lo politico por sobre lo economico, rebundo en un mejor estado con mejor nivel de vida para la gran mayoria de los habitantes de esa region.

Norberto dijo...

Argentina desde el 2003 hasta hoy, si es que supones que la economía no es política.
Nunca menos y abrazos

Eduardo dijo...

Equivocado Norberto.
En la Argentina recién a partir del 2008 empezó a existir una fuerte influencia de lo político por sobré lo económico, anteriormente funcionaba un pragmatismo bastante útil para todos.
Y es a partir de ahí, donde las cosas en este país se empezaron a complicar (para todos).

Personalmente tampoco comparto esa visión de que todo es política. Si bien la economía esta obviamente relacionado, no es lo mismo. Pero eso digamos es una discusión si se quiere, más filosófica.

Erkekjetter Silenoz dijo...

"algun lugar en el mundo, donde la supremacia de lo politico por sobre lo economico rebundo en un mejor estado con mejor nivel de vida para la gran mayoria de los habitantes de esa region"

Todos los hoy considerados desarrollados

Erkekjetter Silenoz dijo...

No lo aclaré pero mi respuesta anterior era para Eduardo

Norberto dijo...

Todo depende Eduardo de como consideres la Economía, por ahora una ciencia social, a los economistas hoy por hoy les faltan herramientas matemáticas y analógicas para predecir comportamientos más allá de las series históricas y su posterior evaluación, salvó en condiciones de laboratorio y desechando gran cantidad de factores no tienen esa capacidad.
Y hablando de esa discución filosófica, en mi opinión esas herramientas para convertirla en una ciencia dura, estarían dentro del estudio de los sistemas de control automático que requieren un estadio superior de conocimiento de las matemáticas, pero como decís esa es la discusión.
Fíjate que según Krugman, hoy se está discutiendo si la salida no es generar inflación, si bien acotada, dentro de las naciones desarrolladas para impulsar la economía, algo que ya ha hecho Japón en estos días, pero que también está presente en los periodos de desarrollo post guerra de ese país y Korea.
Nunca menos y abrazos.

oti dijo...

A mi juicio, la cuestión que subyace a la insistente campaña mediática sobre la corrupción K, es lo siguiente:

CFK dejó el claro mensaje que no se va a relanzar el crecimiento económico saqueando a los asalariados (por ej., como se hizo en 2002).

Por lo tanto, la Argentina debe buscar la forma de producir excedentes sin saquear los ingresos de los asalariados (que son costos de reproducción de la clase asalariada).

¿Qué pensaría un miembro individual de las llamadas "clases dominantes", ante esto? Pensaría que si no les sacan a los asalariados le van a sacar a él. Sería una deducción bastante correcta.

Creo que lo que está en juego en la Argentina de hoy es que, si gana el K en octubre, van a estar dadas las condiciones para la profundización de la intervención del Estado en la economía y para empezar a hacer efectivo eso que pensarían las clases dominantes.

Por ello, dichas clases harán todo lo posible para impedir que gane el K en octubre.

En mi opinión, la economía argentina es una constante desperdiciadora de recursos (unos U$S 3.000 millones x mes), que se escapan por toda clase de agujeros.

Lo que hay que hacer está cantado, y no es esperar que se escapen los recursos para luego tratar de seducirlos para que vuelvan´.

Lo que hay que hacer es evitar que se escapen, taponando desde el comercio exterior hasta el sistema financiero y monetario, reunir una masa crítica de recursos e invertir en infraestructura en gran escala, conforme a un plan quinquenal indicativo.

Ello generaría actividades multiplicadoras notables durante bastante tiempo, induciendo a las pequeñas y medianas empresas a que fabriquen las listas de materiales que se requerirán para hacer la infraestructura. Lo que provocará, a su vez, un notable aumento del empleo.

El resultado, al final, será que, al tener una infraestructura mayor per cápita, por flia. y por Km2 de sup., la sociedad en su conjunto será mucho más productiva.