lunes, 12 de noviembre de 2012

La deuda del sector público


No vi el programa de Lanata de ayer, pero me llegaron referencias. Hago algunos comentarios sobre los temas tocados en relación a la deuda pública.

Primer punto: no sé si es el caso, pero suele hablarse de deuda externa, con un poco de indefinición. En este caso, se estaría tratando de la deuda del sector público no financiero. Una parte es “externa”, la otra no. La deuda externa total, aparte, incluiría al sector privado. Pero no interesa en este punto, porque es casi obvio que de lo que se habla es del sector público.

Entonces avanzamos.

Es verdad que la deuda del sector público no financiero en el tercer trimestre de 2001 era de 144 mil millones de dólares. Y que actualmente (si contamos al 100% del valor nominal la deuda de los hold-outs -que está en litigio justamente por el monto que corresponde pagar- y si la del Club de Paris -cuyo monto se está negociando- la tomamos a 9 mil millones) es de unos 184 mil millones de dólares.

Pero para ver la evolución del stock de deuda en estos años es muy arbitrario tomar como punto de partida el 2001 y saltearse lo que fueron las emisiones de blanqueo de obligaciones. La de Boden 12 y 13, por ejemplo, que se les dieron a todos los que tenían plazos fijos en dólares y que no se les podían devolver (o sea, para pagar el corralito creado por el señor Cavallo), y las emisiones de BOCON a través de las cuales el estado nacional asumió deudas provinciales, rescatando las cuasi monedas que habían emitido las provincias porque la ley impedía devaluar y no había dinero líquido ni siquiera para pagar los sueldos de las administraciones, esto ya cuando Cavallo se había ido del ministerio de economía aunque él seguía creyendo que todavía no.

Después de esas operaciones de blanqueo de deudas contraídas por la administración aliancista, llevadas a cabo por Duhalde y Kirchner respectivamente, con el objetivo de ir resolviendo los desastres financieros de la Alianza radical- frepasista-socialista, la deuda llegó a los 215 mil millones de dólares, que era el monto al que ascendía cuando Kirchner y Lavagna iniciaron el canje de 2005 que significó el inicio de la normalización de la deuda defolteada por Rodríguez Saá.

Normalización que todavía no está terminada (porque quedan los hold-outs –es decir, los famosos “fondos buitre”-  y el Club de Paris).

Otros puntos que habría que tener en cuenta en el análisis: uno es la nominación de la deuda. Actualmente más o menos la mitad del stock de deuda está nominado en pesos.

Por otro lado, mucha de esa deuda está en manos de propios organismos del estado (BCRA, ANSeS, Banco Nación), lo cual no exime de pagar, pero permite renegociar vencimientos con menos dificultad. Hay que decir que los vencimientos cancelados con el uso de reservas no constituyen una reducción del stock de deuda, sino solamente un cambio de acreedor. Lo que se cancela con los tenedores de bonos se sigue debiendo, pero al Banco Central.

Como corolario vale afirmar que los incrementos nominales de deuda durante el kirchnerismo se debieron a tareas de normalización (canje de 2005 y reapertura de 2010), no a emisiones de nuevas deudas, salvo por los Boden 15 de 2005 (unos 5 mil millones que compró Venezuela, que se usaron para cumplir con vencimientos ante la imposibilidad de renegociarlos debido al default) y los desembolsos del BID y el Banco Mundial que forman parte de programas suscriptos con mucha anterioridad y que representan montos insignificantes en el total, o -si queremos verlo así- por esa suerte de capitalización de intereses que significa convertir en una Letra de Tesorería adeudada al Banco Central los montos pagados de intereses.

Los comentarios son apurados y puede haber alguna incorrección en las cifras, o algún olvido, debido a que escribo de memoria sin consultar fuentes. En los comentarios aclaramos diferencias.

10 comentarios:

Marcos Fontela dijo...

Hay varias confusiones:
- Deuda externa, tal como decís, es la suma de la deuda del Estado y los privados con el exterior. De esa no hay datos, sí estimaciones.
- Deuda pública es la deuda total del Estado.
- Deuda pública externa es la intersección de las dos: la parte de la deuda externa que corresponde al Estado. Al nacionalizar la deuda total, baja la deuda pública externa. Es importante por varios motivos:
+ reduce la presión sobre el dólar
+ permite negociar los pagos con mucha mayor flexibilidad
+ implica un regreso de los ahorros a la Argentina
+ aumenta el control de las variables económicas mediante políticas económicas
- Deuda pública neta es la deuda menos las acreencias. Esta es importante: si el Estado le debe al Estado (por ejemplo, al BCRA o a la ANSES), el efecto neto es $0. Al reemplazar la deuda externa con deuda con el BCRA o la ANSES, la deuda neta baja sustancialmente. Si no lo decís, sos muy pero muy mal intencionado (caso Lanata). Es decir, hoy el Estado debe $189.000 millones, pero hay (a grandes rasgos) $100.000 millones que es autopréstamo. Contar eso como deuda es un criterio paupérrimo.

En fin, a la mala leche, respondámosle con claridad.

Alcides Acevedo dijo...

Buenísimo.... el kirchnerismo está haciendo historia:
Cancela deuda en dólares con acreedores externos utilizando dinero que le pide prestado al BCRA y ANSES, sencillamente genial, después dicen que los peronistas son ignorantes, la deuda no sólo bajó, la pesificamos también en buena medida y la licuamos pagando tasas de interés negativas.
Todo gracias a la gran voluntad política de una líder sin igual en toda la historia argentina, eso a pesar de lo que digan los del 8N.

MÓNICA ADRIANA ROSANO dijo...

pero la víbora del programa terminó su análisis "quizás en el futuro no te puedas jubilar"

Mariano dijo...

Y Mónica, habría que ver. Quién te dice? Pueden volver a ganar los radicales algún día y chau moratoria, chau movilidad, chau pensiones no contributivas, y recorte del 13%. Nunca se sabe.
Saludos

Eduardo dijo...

Bueno, pero todo el mundo hace lo mismo. Y el kirchnerismo es experto en eso. Eligen el año que le conviene, descontextualizan todo y lo comparan con la actualidad.
Ahora mismo estan saltando como locos, por el informe del BM que dice que desde el 2003 hasta el 2011 la Argentina fue el pais que mas clase media genero. Si, desde el 2003, cuando producto de la crisis, teniamos una pobreza conyuntural del mas del 50%...

Pero bueno, es numerologia militante. Cada uno se agarra del numero o del año que le conviene, para demostrar su punto de vista.

Mariano dijo...

Sí Eduardo. Cada uno se agarra del año que le conviene para inaugurar la serie.
Pero eso no significa que tenga razón.
Se le puede contestar.
Yo le contesto a Lanata, y vos u otros le pueden contestar al Banco Mundial.
Saludos

Juan Pablo dijo...

Que concisa, didáctica y clara explicación.

Creo que como tarea pedagógica, los diferentes blogs "nac&pop" deberían trasladar tu explicación a un gráfico muy sencillo y fácil de leer que permita entender realmente lo que significa la reestructuración de la deuda en términos prácticos. Un "antes" y un "después" a golpe de ojo.

Me queda una duda: si la deuda externa se fue moviendo hacia el interior (BCRA, Anses, BNA) ¿No debería entonces cambiar de categoría? Es decir, si ahora le debo a un organismo del Estado, esta nueva deuda pasaría a ser interna ¿O me estoy confundiendo?. Creo entender que eso es lo que señala Marcos Fontela al final de su comentario.

Saludos.

MAGAM dijo...

Me CHUPA UN GUEVO deberle al BC. Eso no es deuda manga de pel.... el BC es del pueblo argentino no del sistema financiero. La impresora nos pertenece.

Por supuesto hay que usarla con moderacion e inteligencia. Y este gobierno la pifia en algunas cosas, pero adoro que el BC y el Tesoro sean una sola ventanilla.

Y hay margen para coordinar entre ellos y mejarar las cosas. Tengo mis criticas pero no para el planteo del post.

Saludos

Mariano dijo...

Juan Pablo: perdón por no contestar antes. Lo que yo tomo en primer término es la deuda del sector público. No importa quién sea el acreedor.
La deuda externa no es sólo pública, sino también privada.
Y hay una deuda externa pública, que es la contraída por el estado con acreedores externos.
O sea, la deuda en manos del BCRA es deuda del sector público. Pero no es deuda externa.
Saludos

Juan Pablo dijo...

Mariano,

gracias, releyendo tu post ahora entiendo por qué tu énfasis en diferenciar deuda pública de externa. Mi pregunta venía a raíz de que, tal como lo aclarás, "los dichos de Lanata" (lo entrecomillo, porque no tengo el mal gusto de verlo) apuntaban a crear la idea de que el cuco histórico de la Argentina, que es la deuda externa, habría crecido.

Debería entonces reafirmarse la idea de que ocurrieron varias cosas durante la gestión actual:

* hubo una reducción de la deuda pública en términos nominales (de los 215 MM a los 184 MM estimados con la peor intención)
* hubo una reducción de la deuda externa en términos nominales
* hubo una migración de deuda externa pública a deuda interna pública. Hecho que salvo para un showman inescrupuloso es radicalmente ventajoso y conveniente. Un agente interno no dirime cuestiones ante la justicia de Nueva York, ni bloquea los fondos fiduciarios, ni tiene el poder de extorsión de los organismos multilaterales, y un largo etcétera.