miércoles, 15 de febrero de 2012

La tierra y el ambiente en el marco del desarrollo de las fuerzas productivas


Con los reclamos ambientales como trasfondo siguen su curso los llamados conflictos por la tierra. Protagonizados por comunidades de etnias originarias.

En el reclamo ambiental sobre la minería prevalece la identificación de la tierra, el ambiente, los recursos naturales incluido el agua, como factores de producción. No es casual que quienes intentan frenar el consumo de agua de Bajo La Alumbrera se vean representados por productores agropecuarios de Catamarca, productores de uva y aceitunas.

Sus reclamos no se cierran en "la cuestión ambiental". Tienen un carácter productivo implícito. La minera y los productores compiten por el uso del agua para fines productivos (extracción del mineral o riego artificial). Su consumo es tratado de manera diferencial según la actividad: algunos pagan canon por su uso y otros no. El desvío de los cursos de agua para diferentes fines en un terreno donde ésta escasea es motivo de lobbys cruzados.

También está la disputa por otros recursos. Y no me parece casual que en algunos momentos los reclamos contra las mineras se mezclen con las discusiones sobre la legitimidad de los votos de los gobernantes, y ésta a su vez con los motivos de los resultados electorales, entre los que gana por mayoría la mención a la AUH. Nicolás levanta un audio de un entrevista radial en que el reclamo es explícito.

Y uno prescinde de cualquier postura burguesamente escandalizada para decir que la minería, como la AUH, desatan conflictos por el recurso humano, el factor trabajo, para actividades que requieren del reclutamiento temporario de mano de obra barata para las cosechas, porque atentan contra el techo de las remuneraciones. Le bajan el tipo de cambio implícito en los costos salariales de producción, a la región. Y perdón por la chicana, pero hablamos de actividades, además, que requieren de mano de obra pequeña (me refiero al tamaño de la mano propiamente dicha, para no dañar el árbol al momento del corte). Momo Venegas, ya despojado de la administración de esa entidad financiera llamada Renatre, nunca se mostró demasiado enérgico con esta situación a pesar de su reconocida combatividad.

Después de esta extensa introducción podemos centrarnos más directamente en los conflictos por la tierra que se viven con renovados bríos en las provincias del NOA y el NEA. En el siguiente posteo.