jueves, 22 de septiembre de 2011

Mercedes


Una de las noticias de los últimos días fue "el giro" del Central.
Salió a vender dólares a futuro (montos impactantes) a la misma cotización del dólar contado, para sacarle presión a la demanda.

Una política agresiva de venta, que dio resultados en lo que habían fracasado las estrategias anteriores: enfriar la demanda minorista de dólares.

La idea, supongo, es meter la cotización del dólar en el freezer por unos días, hacerle perder plata a quienes hayan hecho alguna especulación de corto plazo, y después volver, cuando las condiciones de mercado sean más normales, a la vieja política de devaluación administrada.

Más, teniendo en cuenta que Brasil dejó que se le devaluara la moneda, lo cual nos quitaría, a priori, competitividad.
Igual, no confundir las fluctuaciones de la cotización del Real, que flota libre, con una decisión meditada de la autoridad monetaria brasilera de devaluar, cosa que no se verifica más que en la reducción de un cuarto de punto de la tasa de interés de referencia. Es decir, el gasto de la devaluación del Real lo hizo una situación especial, puntual, del mercado.
Por otro lado, los datos de inflación en Brasil van a ser determinantes en los próximos meses, para ver cómo siguen.

En relación a la estrategia agresiva de venta del BCRA, recordamos lo que decíamos en una entrada anterior.
Si la intención era obtener estos resultados, habrá que reconocer que se perdieron unos 2.000 millones de dólares de reservas, vendiendo al contado, con cuentagotas, sin alcanzar objetivos.

Los fanáticos de Mercedes, supongo, ya vendrán a ponerme en mi lugar.

2 comentarios:

Lucas Carrasco dijo...

Jajajaj, genial.

Luis Quijote dijo...

De economía no sé nada, pero soy fana de Mercedes (que además es linda y simpática).

Si De Narváez, Alfonsinito y el narcobañero dicen giladas, tambien tengo derecho aunque no pueda ponerte en tu lugar.
¿Cuanto se hubiera perdido si, al frente del BCRA, hubieran estado Redrado o Prat Gay?