viernes, 30 de mayo de 2014

Deuda pública (Club de Paris y Repsol)

Leemos la nota de Pablo Wende (un periodista de finanzas bastante crítico del gobierno y poco optimista a priori en general con las acciones que desarrolla éste) en Ámbito, que es el mejor diario económico de la Argentina.

Haciendo un breve resumen, podemos decir que Wende aborda los efectos sobre la deuda pública total del acuerdo con el Club de Paris y con Repsol por la compra de las acciones de YPF.
Toma como punto de inicio el dato que difunde la Subsecretaría de financiamiento que, como se indica en la nota es del 3º trimestre de 2013. Es decir, al 30 de septiembre de 2013 la deuda pública total era de 201.000 millones de dólares. Este dato excluye la deuda en default en litigio con los fondos buitre, pero incluía un concepto de capital y también intereses de deuda con el Club de Paris, sensiblemente menor al consolidado en el acuerdo de ayer.
Digamos, con los bonos emitidos por el acuerdo con Repsol y con el agregado de la consolidación de ayer, la deuda ascendería a 210 mil millones de dólares.

Pero hay un dato que relativiza todas estas cuestiones.
Porque uno de los conceptos que se incluyen en la deuda total del sector público es el del endeudamiento de corto plazo, que incluye los adelantos transitorios del BCRA, las Letras del Tesoro y los Pagarés del Tesoro. Esta deuda asciende a 18 mil millones de dólares.Y si bien es un stock que en estos años se movió más o menos proporcionalmente a los de los otros conceptos, por ser de corto plazo puede estar sometido a variaciones más bruscas o de signo contrario al resto de los pasivos, siendo incluso variable de ajuste más vinculada a las decisiones políticas sobre gastos corrientes.

En definitiva, si bien la deuda pública se vio abultada en este periodo por el arreglo de estos diferendos (podríamos sumar los juicios ante el CIADI que representaron montos mucho menos significativos) y algunos vencimientos comprometen el cierre del programa financiero de cara a 2015 si no es que se cae en nuevo endeudamiento o refinanciación, el kirchnerismo puede seguir blandiendo todavía el mérito de haber comandado un proceso de desendeudamiento real y se perfila ya directamente a terminar su mandato con niveles bajísimos de exposición al endeudamiento externo tanto del sector público como del sector privado, lo cual constituye un margen apreciable para utilizar esta herramienta contracíclicamente en el futuro.

Y es raro, lo que marcamos siempre. Este periodo se caracteriza como populista a partir de que se le endilga haber gastado a cuenta de procesos futuros.
Sin embargo, evitó lo que los supuestamente serios no hubiesen evitado sino más bien hubieron recomendado hacer durante estos años: endeudarse en el exterior hipotecando los ingresos de divisas futuros en virtud de gastarla toda ahora. Que es en definitiva lo que hicieron los gobiernos anteriores, motivo por el cual el kirchnerismo heredó tantos pasivos conflictivos.
Una vez se demuestra que no es tanto la prolijidad financiera lo que se evalúa cuando se ponen las etiquetas ideo-políticas sino qué bolsillo cobra y qué bolsillo paga.

6 comentarios:

Daniel dijo...

Muy bueno.

claudio Maxl dijo...

Asi fuera la deuda d 210000 palos verdes, el PBI 2013 cerro en 500000 palos d dolares, el ratio es del orden del 40% PBI, cuando en 2003 era del 160%, es mas si consideramos solamente deuda externa ( q realmente es la q cuenta, los verdes no podemos emitirlos, je) el ratio cae d 95% en 2003 al 9% 2013. Ya lo dijo el estadista: "La unica verdad es la realidad", je.

claudio Maxl dijo...

Asi fuera la deuda d 210000 palos verdes, el PBI 2013 cerro en 500000 palos d dolares, el ratio es del orden del 40% PBI, cuando en 2003 era del 160%, es mas si consideramos solamente deuda externa ( q realmente es la q cuenta, los verdes no podemos emitirlos, je) el ratio cae d 95% en 2003 al 9% 2013. Ya lo dijo el estadista: "La unica verdad es la realidad", je.

Eduardo dijo...

Si, es verdad.
Como tambien es verdad que el kirchnerismo nos va a dejar 9.000 millones de USD deficit anual en energia.
Las divisas que no se van por deuda se estan yendo por energia...

uno dijo...

Muy bueno Mariano, pero no me quedó claro cómo se contabiliza la deuda esa de corto plazo, y qué hizo el kirchnerismo para mejorarla, y si tiene relación con el tema este del club de Paris.

Saludos

Mariano Grimoldi dijo...

La deuda de corto plazo es deuda que el tesoro contrae con el banco central o con organismos descentralizados como lotería o pami para financiar el déficit fiscal. Se reintegra a 365 o 270 días en general. Se suele refinanciar. Y es decisión política reducirla. O sea, hacer ajuste fiscal.