jueves, 10 de mayo de 2012

Precios de los hidrocarburos: ¿en qué falló la política energética oficial, según "los expertos"?

Los "expertos" en energía no pierden oportunidad de criticar la política energética del Gobierno actual, principalmente por la pérdida del autoabastecimiento en hidrocarburos y los problemas que genera la necesidad de importar en un contexto de precios elevados.

Ese es un agravante, desde esta visión. Los precios suben raudamente a nivel internacional.
El barril de petroleo pasó en unos 10 años de 25 a 100 dólares. Algo pasó en Argentina para que esas "señales de precio" no incentivaran a las empresas a aumentar su producción, a explorar más.

Y es verdad: lo que pasó fue una intervención estatal que procuró desacoplar los precios internos de los internacionales. No transferir a los consumidores la suba producto de los comportamientos de los mercados internacionales.
Que los precios, entonces, del mercado interno estuvieran por debajo de los precios teóricos de equilibrio de mercado determina un efecto adicional. Se incentiva el consumo. Al consumidor le sale barato, y no ahorra, no escatima en gastar. la oferta entonces queda sobreexigida. Este esquema le permite a los consumidores usufructuar excedentes, en detrimento de las empresas.

La variante a esta postura era permitir un traspaso a precios internos mayor, de manera tal que la promesa de beneficios instara a las empresas a producir. Y los precios más altos, por otra parte, determinaran una menor propensión al consumo de parte de los consumidores.
Esta retracción del consumo es fundamental para las empresas del sector, porque liberadas de la sobreexigencia sobre la oferta que la "exagerada" expansión de la demanda genera, podrían normalizar sus inventarios y aún obtener saldos exportables. Los excedentes, en este caso, serían usfructuados por las empresas, en detrimento del consumidor.

En cualquiera de los dos modelos (precios desacoplados para beneficiar al consumo interno o "señales de precio" para incentivar a la producción) se generan excedentes.
Y la dirección de la política determina quién los usufructúa. Si los consumidores, o si las empresas del sector energético.

Por lo tanto, un cambio en la política actual, que se muestra insustentable, en la dirección que señalan qienes elogian el autoabastecimiento energético del delaruismo exigiría un acto de sinceridad ante los consumidores.

Pero, ¿por qué los comentaristas críticos de la política energética del Gobierno no lo dicen? ¿por qué no le dicen a los consumidores que las mayores inversiones que propugnan y por cuya ausencia culpan al gobierno sólo son posibles con precios más altos y menor consumo?

Republicanos serios eran los de antes. Los de hoy le tienen demasiado respeto a los beneficios colectivos del populismo.

9 comentarios:

Udi dijo...

¡Qué vivo, Mariano! Si les digo la verdad no me votan !
Ahora en serio: una política energética puede al mismo tiempo alentar la producción y dirigir los excedentes hacia aquellas actividades que sean socialmente deseables.
Vbg.: Combinar subsidios a la energía necesaria para actividades con mayor valor agregado con desalientos impositivos a la utilización de combustible en vehículos unipersonales.
Las permutaciones posibles son infinitas, diría Borges.
Un abrazo !

Anónimo dijo...

que sentido es generar deficit energetico para financiar el consumo alos sectores altos y mediosaltos de la argentina ?

Mariano dijo...

Estoy de acuerdo Udi.

Anónimo: incentivar el consumo. A secas. No es "a los sectores medios y medioaltos". El precio del combustible afecta a toda la economía completa. Y el mayor consumo energético, también. Si suben los combustibles no se perjudican solamente los sectores medios y medioaltos. Se frena la economía. Y como siempre, cuando eso pasa, lo sufre más la empleada doméstica que se queda sin trabajo o le reducen horas que la clase media alta con fuentes de ingreso diversas.
Saludos

Piotr Satanowsky dijo...

Totalmente de acuerdo con Ud.
Es mas, considerando los costos de producción locales, la nafta o el gasoil debieran costar en surtidor 3 o 4 pesos y no $ 6, y eso sólo lo puede lograr una petrolera oligopolica estatal, que con su posicion dominante empuje y controle al resto de las empresas petroleras privadas, que si quieren laburar deben tener precios competitivos, y sino que vayan a Angola a buscar petroleo, pero con sus propios recursos

Mauro A. dijo...

Para que me quede claro: hay algun estudio que demuestre que se consume mucho mas petroleo si está mas barato. Es decir, si en Brasil tienen la nafta mas cara, llenan el tanque menos seguido que acá que lo tenemos mas barato?. Bah, pregunto esto para entender por qué se da a entender estas lineas ("Que los precios, entonces, del mercado interno estuvieran por debajo de los precios teóricos de equilibrio de mercado determina un efecto adicional. Se incentiva el consumo. Al consumidor le sale barato, y no ahorra, no escatima en gastar.")que si el precio de la nafta está mas barato, se consume mas.

Pero tambien tengo algo mas que preguntar (nuevamente por ignorante sobre si hay estudios realizados): Cuando decis "¿por qué no le dicen a los consumidores que las mayores inversiones que propugnan y por cuya ausencia culpan al gobierno sólo son posibles con precios más altos y menor consumo?". Mas allá de que esto sea cierto o no (por que no tengo ni idea de cuanta utilidad da YPF, y cuánta inversion se necesita), no es correcto pensar que: si lo que persigue la empresa NO es puramente la utilidad para distribuir entre socios, sino generar producción para que la maquinaria productiva siga rodando, el único que puede efectuar la actividad es el estado, ya que es el único que puede perseguir los mismos intereses, no?.

PD: ayer escuchaba en Mitre que Anibal Fernandez avisó que se venía un aumento en la nafta. No sería mejor esperar a que se termine de crear el plan de 5 años para saber si van a decir o no que se necesita aumentar el precio?

Mariano dijo...

Mauro A: yo tampoco sé si hay estudios específicos sobre precio de la nafta y demanda de particulares. Pero sí hay una evidencia empírica de que el nivel pecios de los combustibles incide en los niveles de actividad económica. Que a su vez tienen como correlato un determinado nivel de consumo de energía, y de naftas, gas oil y fuel oil, en particular.
O sea, independientemente de la existencia de estudios específicos, es casi una obviedad. Fijate por ejemplo lo que pasa con las naftas los fines de semana largos, y cómo eso está ligado al nivel de actividad económica, que a su vez guarda relación con el consumo de energía eléctrica que deriva en el funcionamiento a pleno de las centrales térmicas abastecidas con fuel oil. Y todo esto, aún teniendo en cuenta que las naftas y el gas oil son obligatoriamente cortados en un 10% con biodiesel, cosa que no ocurría hace unos años.
En definitiva, la relación está en la evidencia de los comportamientos macroeconómicos históricos y mundiales. Lo que no podemos saber, sin estudios específicos, es la magnitud del impacto en consumo de combustibles líquidos.
Pensemos en otro aspecto. El transporte público empieza a pagar precio pleno por el gasoil. Cuánto aumentaría el boleto? Cuánto deberían aumentar los sueldos para que pudieran pagar ese boleto? Cuántos empleos se perderían por aumento de costos adicional? Cuántos colectivos dejarían de circular por la merma de la demanda?
De vuelta, sin poder establecer en qué magnitud impactará, la existencia de impacto es obvia.

Respecto de la segunda observación, leyendo la pregunta mía que vos copiás, descubro que pareciera que esa es mi opinión. Lo que quise significar, sin embargo, es que quienes culpan de los magros resultados del sector a los bajos precios suponen que con mejores precios la cuestión cambiaría. Y más aún, que esos mejores precios son necesarios. es claro cuando alguien dice, por ejemplo, "cómo puede ser que con amentos de 25 a 100 dólares del barril de petroleo, la producción baje en lugar de mejorar?" Es fácilmente reconocible en ese comentario que el enunciador supone que el incremento de la oferta pasa por que el oferente reciba precio pleno, y que por esa vía se anoticie (en sus finanzas) de que los precios de su producto subieron exponencialmente.

Yo no sé qué grado de verdad tendrá la afirmación, pero suele decirse que el costo de producción de un barril de petroleo en Comodoro Rivadavia oscila entre los 10 y los 12 dólares. De ser así, el precio interno de 45 dólares (menos de la mitad del valor del WTI en los mercados internacionales) dejaría márgenes extraordinarios en ese tramo de la producción.
Después, la obtención de combustibles, y su distribución al mercado minorista ya depende de otros factores, y habría que ver si esos márgenes se mantienen o disminuyen drásticamente.
Un abrazo.

Mauro A. dijo...

Y... no se si es tanto una obviedad, no por que la nafta esté mas barata voy a salir a dar vueltas con el auto cuando puedo caminar, ni por que la electricidad esté mas barata voy a ponerme a ver la tele a las 3am, ni por que el gas esté barato voy a calentar 3 veces la pava de agua para el mate.
Lo que pasa con la nafta los fines de semana no lo asocio directamente con que el precio esté bajo, sino con que "hay plata", si el precio fuera mucho mas caro, y costara mucho mas la nafta, sucedería lo mismo.

O sea... vos asocias directamente que aumenta el consumo con que es por que está barato, mientras que yo no creo que sea tan directa la relación, es mas, creo que tiene mas incidencia el ascenso económico que tuvieron muchisimas familias en el aumento de consumo.

En cuanto del aumento del precio del gasoil en el transporte estoy de acuerdo, pero tampoco es tan así, acá en cordoba tenemos el boleto del transporte a 3.20, al menos 2 veces mas que en otros lados, y nuestros sueldos no son 2 veces mayores que los de esos lugares, y nuestra actividad económica no es 2 veces menos, con lo cual se demuestra que no hay una linealidad. Pero mas allá de eso, te puedo asegurar (contradiciendo parte de tu tesis) que por mas que aumente el precio del boleto por culpa de la suba del gasoil, la gente va a seguir tomando colectivo, por que es infíma la gente que "derrocha" en viajes de colectivo, con lo cual, en este caso sería incorrecto suponer que: "Que los precios, entonces, del mercado interno estuvieran por debajo de los precios teóricos de equilibrio de mercado determina un efecto adicional. Se incentiva el consumo".

Comparto la conclusión de los que opinan que no hubo inversiones por el precio del barril, no comparto ni el análisis, ni las consecuencias, y mucho menos comparto la idea de asegurarle a empresas privadas ganancias exorbitantes a costa del padecimiento general del pueblo. Y tambien he leido eso de los precios, cosa que está confirmada en los balances, con lo cual, lo único que harias aumentando el precio del barril a precios internacionales, sería asegurar que ganen muchisimo mas. El beneficio para el pueblo?: tal vez que no se caian las reservas, pero de que te sirve tener tantas reservas si no te alcanza para comprar nafta?.

Mariano dijo...

Mauro: en el caso de la energía eléctrica existe lo que se llama pérdida y que las empresas conocen muy bien y por eso hacen tantas campañas en favor del uso responsable de la energía.
Si no te cuesta más, dejás la tele prendida aunque no la estés mirando, no apagás la luz de las piezas cuando ya no estás en ellas, etc.
Con los combustibles esto, es cierto, no es tan así. Pero ojo que yo no hablé de linealidad. Y que no haya linealidad no significa que no haya efecto.
Lógico que una suba de 25% no va a generar una merma de 25% en el consumo. Como vos decís, las líneas de transmisión son menos directas.
Pero hasta la compra de automóviles está en parte modificada por el valor de los combustibles, que son un ben complementario. No todos, pero algunos compradores, no sólo toman su decisión en relación con el precio del vehículo, sino con el precio de mantención.
Y lo de los fines de semana largo es un tema también en el que el precio de la nafta influye (marginalmente si querés). No es lo mismo gastar 700 pesos de nafta, que gastar 1200. Es un costo más que puede determinar que se tome o no la decisión de salir a la ruta.
Pero hay otros casos: los compañeros de trabajo que viven cerca y para ahorrar pueden decidir ir con un solo auto, en vez de usar cada uno el suyo.
En fin, los efectos no son directos pero efectos hay.

Respecto de lo otro que decís, está perfecto. Pero pensá que los lobbistas de las empresas hablan de un mercado con fuerte participación (sino exclusiva participación) de multinacionales, que necesitan maximizar beneficios . No será el caso del mercado argentino a partir de ahora. Esperemos que se pueda implementar un esquema mejor.
Un abrazo.

Eduardo dijo...

No habia 2 opciones nada mas Mariano. Habia una tercera, que es que el Estado se ponga las pilas a invertir guita a ahi, como lo hizo Brasil con Petrobras.
Algo de eso intento, en una epoca con Enarsa, pero nunca realmente se lograron resultados significativos.